Probamos el gasolina más potente

Escrito por TSolis-admin

03/03/2015

El afán de BMW por estar presente en prácticamente todos los segmentos del automóvil en ocasiones lleva a descubrir nuevas alternativas que en algunos casos nos dejan un poco descolocados. Este es el caso del BMW X4 que hoy probamos con su motor de gasolina más potente, la versión 35i con 306 CV.

El X4 es un SAC (Sports Activity Coupé) derivado del X3 con un aspecto muy parecido al del BMW X6. Tiene una orientación un poco más deportiva que el mediano de los «X», pero también es cierto que en algunos puntos sale claramente perdedor.

El hecho de contar con la caída del techo típica de un cupé deportivo le resta habitabilidad en las plazas traseras, llegando también a perjudicar de forma notable en la capacidad de carga del maletero.